Biografía Emiro Garzon Correa

Emiro Garzón Correa, escultor colombiano.



Emiro Garzón Correa es pintor, escultor y dibujante colombiano nació el 7 de mayo de 1950 en la ribera del río Aguas calientes, región selvática y limítrofe de Morelia y Belén de los Andaquíes, en el departamento del Caquetá, en este último municipio fue bautizado.

Trayectoria
Estudió en la desaparecida Escuela de Bellas Artes, adscrita ahora al programa de licenciatura en Educación Artística y Cultural de la Universidad Surcolombiana en Neiva. Conocido más por sus esculturas y monumentos, se encuentran en plazas y sitios públicos de ciudades y municipios como Bogotá, Neiva, Florencia, Belén de los Andaquíes, Yaguará, Hobo, Pereira, Garzón y en la República de Panamá.

Garzón estudio con Eduardo Ramírez Villamizar y fue pupilo del padre Rafael García Herreros quienes lo acogieron y lo impulsaron artísticamente cuando el escultor llegó en busca de oportunidades a Bogotá a finales de la década de los años 70​.

En cuanto al estado de su salud, el maestro Emiro se ha visto afectado en los últimos años por diferentes enfermedades.  A partir del nuevo milenio libró una batalla contra el cáncer que le afectó el aparato digestivo, a la fecha se encuentra totalmente recuperado y trabajando en La Jagua (Huila), el "Pueblo de las Brujas". En este pequeño pueblo localizado a cinco minutos del municipio de Garzón, el escultor tiene un museo-taller denominado “La Casa Embrujada”, donde realiza fundiciones de monumentos y esculturas, las obras en exposición permanente sumada a la hospitalidad del escultor, son elementos que han convertido lugar en centro cultural como paso obligado para los turistas y amantes del arte que recorren la región.

Técnica y temática           

Emiro Garzón es un artista neo-humanista comprometido con su arte por la paz de Colombia, rinde tributo a la cotidianidad del ser humano que va desde el ciudadano normal, hasta los que desempeñan trabajos de la construcción, del campo, la vaquería, la selva. También se inspira en la vida, la música, el estudio, el amor, la oración, temas sociales​ y en especial, en la mujer y el erotismo, en estas esculturas las féminas se caracterizan por la desnudez, diminutas cinturas, caderas anchas, nalgas grandes, piernas largas, cabello largo y delicadas manos​. Además de la técnica del ferroconcreto, madera, látex, acrílico, polímero, diversos metales y fusiones, ha incursionado en la fundición a la cera perdida, su técnica favorita con la que ha obtenido trabajos de excelente factura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario