Antipoema


MI VIDA
(Antipoema)

Emiro Garzón y Celene, su hija menor, su adoración.


No le debo nada a la vida; solo el estar con vida.
A mis hijos les debo no estar con ellos, el amor ajeno me los ha arrebatado
Y en la distancia de las estrellas, cerca del cielo, allá están
con mis retoñitos, mis nietas Lorena e Isabela,
las ternuras como los capullitos de mi jardín.
La luna desde allá alumbra más, alumbra con sus rayos de ternura,
Me eternecen y me dan deseos de respirar,
Ser objeto en el tiempo y el espacio,
Es el momento premiado, Celene,
Oh! Ternurita de mi vida.
No quiero partir al Olimpo de los Dioses, ni a la diestra del Dios de las nubes
O al Dios de mi madre tierra, sería abono de un capullo de rosas
O un árbol frondoso de dinde.
Solo quiero vivir para Celene mi niña adorada,
Mi familia impulsadora del taller; mi Lucy, Deidy.
Que feliz volver a esta tierra de brujas,
Ni hacen hechicerías, ni me embrujan.

(Escrito por Emiro Garzón del 18 al 19 de abril, postrado en una clínica de Neiva - Huila, en manos de los mercaderes de la salud.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario