Olaff Crown

Homenaje a la “Niña del columpio” 

La voz de tu creador cubre de llanto el cielo,
porque te sabe allí, olvidada y sumergida entre justificadas mentiras.
Ve y conócela, abriga su corazón, desaparece sus quimeras,
llena de anhelos su cuerpo liminal.

Esa noche emprendí el viaje.
Te encontré al final de la avenida, solitaria y desnuda,
entre brumas me invitaste a jugar al vaivén del viento,
con los sueños colgados de metafóricas nubes bogotanas.

Se desvanecía la ciudad bajo tu sonrisa
y la tristeza se diluía ilegible sin condenas ni preguntas,
grácil y hermosa niña de ágil vuelo,
canto nuevo para mí verbo,
me abrace a tus labios y a tu alma de cera perdida.

Colibrí desnudo que bebes de mi lengua,
me aferro a tu cintura como Neiva entre cordilleras,
fría piel de bronce que te meces suspendida del céfiro,
 apoderándote de mis letras y mis besos.

Llegue con un paraguas para proteger tus nostalgias de la triste lluvia,
ya no hay caminos para mis pasos cansados ni grises nubes para perder,
mi costilla amanece incompleta y la muerte solo es una sopa de letras sin vocales,
se acabó el rumbo de las lágrimas y la tinta valiente,
mi mano mecerá tu columpio,
 mientras flotas,
dulce niña,
en mi cielo.




Olaff Crown 
Poeta y Artista Plástico Venezolano

No hay comentarios:

Publicar un comentario